Creencias limitantes en los negocios: más estructura y menos fluir

Si piensas que sólo «fluyendo» lograrás tus objetivos, y que no necesitas planificar ni tener estructura, quédate leyendo.

Exploraremos cómo afectan las creencias limitantes sobre la planificación a tu negocio y cómo incorporar estrategias en tu plan de negocio.

1. Crea procesos y estructuras

La alergia a marcar objetivos se da mucho en desarrollo personal, pero para obtener resultados constantes, ingresos recurrentes e ingresos pasivos es necesario crear procesos y estructuras.

Claro que hay que tener en cuenta nuestros niveles de energía. En el caso de las mujeres, la ciclicidad menstrual, sin dejar de lado la planificación. No podemos simplemente fluir.

Si solo fluimos entonces no estamos emprendiendo, somos presas de las emociones.

Claro que habrá días de procrastinación, sin embargo, es importante mantener una planeación semanal y objetivos que se deben adaptar dentro de una estructura.

De la misma forma en que eres responsable con los compromisos con clientes o colaboraciones, debes respetar tus propios compromisos.

Teniendo una estructura aprovecharás mejor el tiempo de ocio y tu jornada laboral. Además, esto ayuda a que tus ingresos recurrentes se mantengan y a que vayas alcanzando tus metas.

2. Usa herramientas de productividad

Lo primero es cuestionarte qué es lo que está fallando o por qué te estás saboteando.

Puede ser que tengas miedo al éxito y una falta de compromiso con tus metas, lo cual repercute en tu negocio y en la calidad de contenidos con tus futuros clientes.

Analiza en profundidad cuáles han sido los errores y pon un plan en marcha.

3. Diseña un plan de negocio

Puede ser tan sencillo como marcar los objetivos a 6 meses, es más que suficiente colocando:

  • Objetivo de ventas
  • Objetivo de nuevos clientes
  • Objetivo de suscriptores en lista de correo
  • Objetivos de facturación

Teniendo estos puntos en cuenta, entonces podrás implementar acciones estratégicas: invertir en formación, delegar a especialistas, renovar la página web, iniciar estrategias en redes sociales, etc.

Son grandes objetivos estratégicos y a partir de estos, nacerán las acciones estratégicas.

Tendrás que analizar cómo está el mercado e incluso pedir valoraciones por parte de profesionales. El punto es «trocear» el objetivo para que no te abrumes con la meta en sí.

En cuanto tengas el plan a 6 meses comienza a calendarizar. Te recomiendo que utilices alguna aplicación como Google Calendar, que te permita ver semana a semana qué acciones tienes que ejecutar cada día.

Ten en cuenta que muchas de estas acciones serán repetitivas como revisar el email, sesiones con clientes, publicar en redes sociales, formación y la contabilidad, así que sé paciente.

Por eso es importante que vayas pensando todas las acciones que corresponden a tu negocio y empezar a sistematizarlas.

También te recomiendo que no satures tu horario de planificación semanal, deja un día para pendientes que no se hayan concretado en la semana.

Dentro de la estructura podemos fluir y respirar, además de que siempre vamos flexibilizando en el día a día.

Espero que todos mis consejos te funcionen y que pronto puedas poner en marcha todas estas acciones para prosperar en tu negocio o marca.

Si tienes dudas o quieres una sesión de valoración, no dudes en ponerte en contacto conmigo.

Si quieres apoyo construyendo una estrategia de marketing que te ayude a llenar tu agenda, consulta mi asesoría de Marketing Consciente.
SERVICIOS DE MARKETING CONSCIENTE

¿BUSCAS OTRA COSA? ESCRIBE ABAJO